Posted on

Mensaje anual del 18 de marzo de 2002 a Mirjana

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, como Madre os imploro: abrid vuestros corazones, ofrecédmelos y no temáis nada. Yo estaré con vosotros y os enseñaré cómo poner a Jesús en primer lugar. Yo os enseñaré a amarlo y a pertenecerle completamente. Comprended, queridos hijos,...

Más información