Posted on

Mensaje del 25 de Mayo de 2000

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, Me regocijo con vosotros y, en este tiempo de gracia, os invito a una renovación espiritual. Orad, hijos míos, para que en vosotros habite  el Espíritu Santo en plenitud, de modo que en la alegría podáis testimoniar a...

Más información