Posted on

Mensaje 25 de Noviembre de 2012

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
¡Queridos hijos! En este tiempo de gracia, os invito a todos vosotros a renovar la oración. Abríos a la Santa Confesión, para que cada uno de vosotros pueda aceptar mi llamada con todo el corazón. Yo estoy con vosotros y...

Más información

Posted on

Mensaje del 25 de Febrero de 2007

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, abrid vuestro corazón a la misericordia de Dios en este tiempo cuaresmal. El Padre Celestial desea liberaros a cada uno de vosotros de la esclavitud del pecado. Por eso, hijos míos, aprovechad este tiempo y a través del...

Más información

Posted on

Mensaje del 25 de Marzo de 2004

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, también hoy os invito a abriros a la oración. Especialmente ahora, en este tiempo de gracia, abrid vuestros corazones, hijos míos, y expresad vuestro amor al Crucificado. Solamente así descubriréis la paz, y la oración fluirá desde vuestro...

Más información

Posted on

Mensaje del 25 de Abril de 2002

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
¡Queridos hijos! Alegraros conmigo en este tiempo de primavera, cuando toda la naturaleza se despierta y vuestros corazones anhelan un cambio. Abríos hijos míos y orad. No os olvidéis que estoy con vosotros y que deseo conduciros a todos a...

Más información

Posted on

Mensaje anual del 18 de marzo de 2002 a Mirjana

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, como Madre os imploro: abrid vuestros corazones, ofrecédmelos y no temáis nada. Yo estaré con vosotros y os enseñaré cómo poner a Jesús en primer lugar. Yo os enseñaré a amarlo y a pertenecerle completamente. Comprended, queridos hijos,...

Más información