18 de marzo de 2002

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, como Madre los imploro: abran sus corazones, ofrezcánmelos y no teman nada. Yo estaré con ustedes y los enseñaré cómo poner a Jesús en primer lugar. Los enseñaré a amarlo y a pertenecerle completamente. Comprendan, hijitos, que sin mi Hijo no hay salvación.  Ustedes deben ser conscientes de que Él es su principio y su fin. Solo siendo conscientes de esto serán felices y merecerán la vida eterna. Como vuestra Madre deseo esto para ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamada.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina