25 de abril de 1998

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy los invito para que a través de la oración se abran a Dios, como la flor se abre a los rayos matinales del sol. Hijitos, no temáis. Yo estoy con ustedes e intercedo por cada uno para que su corazón reciba el don de la conversión. Hijitos, únicamente así comprenderán la importancia de la gracia en estos tiempos y Dios estará más cerca de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:

Meditaciones del mensaje