25 de enero de 2001

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy los invito a renovar la oración y el ayuno, aún con mayor entusiasmo, hasta que la oración se convierta en alegría para ustedes. Hijitos, quien ora no teme el futuro, y quien ayuna no teme el mal. Les repito una vez más: sólo con la oración y el ayuno hasta las guerras pueden ser detenidas; las guerras de vuestra incredulidad y de vuestro miedo por el futuro. Estoy con ustedes y les enseño, hijitos: en Dios está su paz y su esperanza. Por eso acérquense a Dios y pónganlo en el primer lugar de sus vidas. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina

Meditaciones del mensaje

Posted on

Comentario del Mensaje del 25 de Enero de 2001

¿Cómo caracterizar la vida que vivimos? Muchos estarán de acuerdo que la manera más fácil es hacerlo con la palabra miedo. Las generaciones anteriores padecieron y sintieron miedo, las generaciones de hoy padecen y sienten miedo. ¿Qué sucederá con las...

Más información