25 de enero de 2002

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

¡Queridos hijos! En este tiempo, mientras todavía tienen la mirada puesta en el año pasado, les llamo hijitos, a mirar profundamente vuestro corazón y decidirse a estar más cerca de Dios y de la oración. Hijitos, vosotros estáis todavía atados a las cosas terrenales y poco a la vida espiritual. Que mi llamado de hoy, sea también para vosotros, un estímulo para decidirse por Dios y por la conversión de cada día. Hijitos, no pueden convertirse si no abandonan los pecados y si no se deciden por el amor hacia Dios y hacia el prójimo. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina

Meditaciones del mensaje