25 de marzo de 1998

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, también hoy los llamo al ayuno y a la renuncia. Hijitos, renuncien a lo que les impide estar cerca de Jesús. De manera especial los llamo: Oren, ya que únicamente con la oración podrán vencer su voluntad y descubrir la voluntad de Dios aun en las cosas más pequeñas. Con su vida cotidiana, hijitos, llegarán a ser ejemplo y testimoniarán si viven para Jesús o en contra de Él y de su voluntad. Hijitos, deseo que lleguen a ser apóstoles del amor. Amando, hijitos, se reconocerá que son míos. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina

Meditaciones del mensaje

Posted on

Comentario del Mensaje del día 25 de Marzo de 1998

Saludo a todos los que leerán estos pensamientos sobre el mensaje de marzo de 1988. Antes de intentar decir cualquier cosa al respecto, refirámonos primero al mensaje del mes pasado y recordemos lo que María nos dijo al principio de...

Más información