Posted on

Mensaje del 25 de Marzo de 2006

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, ¡Ánimo hijos míos! He decidido conduciros por el camino de la santidad. Renunciad al pecado y emprended el camino de la salvación, camino que mi Hijo ha elegido. A través de cada una de vuestras tribulaciones y padecimientos,...

Más información