Posted on

Mensaje del 25 de Marzo de 1999

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, os invito a la oración de corazón. De manera especial, hijos míos, os invito a que recéis por la conversión de los pecadores, de aquellos que con la espada del odio y sus blasfemias diarias traspasan mi corazón...

Más información