¿El vaso medio lleno o medio vacío?

Desde que en mayo de 1989 llevé mi primer grupo de peregrinos a Medjugorje, han viajado conmigo varios millares de personas. De vez en cuando, cuando surge alguna noticia relacionada con Medjugorje, se dirigen a mí para preguntarme mi opinión.

Así ha ocurrido esta vez al conocer los comentarios del Papa sobre Medjugorje al regreso de Fátima.

Algunos me han escrito sorprendidos e inclusos muy molestos, especialmente con la frase, repetida ya por segunda vez : “ Yo, personalmente, soy más malo, prefiero a la Virgen Madre que a la Virgen que se vuelve encargada de una oficina de telégrafos y envía un mensaje cada día”.

Me decía uno de mis amigos que con esta frase el Papa Francisco no solo niega las Apariciones actuales, sino que las ridiculiza…

Pero teniendo una mirada más amplia, vemos el gran detalle del Papa Francisco con Medjugorje, al elegir a Monseñor Hoser como enviado suyo. Un arzobispo con una gran espiritualidad, con buena y positiva opinión sobre Medjugorje y que ya había conocido las Apariciones de La Santísima Virgen en Kibeho, Ruanda. Curiosamente, allí sólo se reconocieron las primeras Apariciones.

Respecto las posibles conclusiones de la Comisión nombrada por Benedicto XVI, que el Papa Francisco filtró a la prensa, a mí, personalmente, me parecen muy positivas.

Parece ser que dan como auténticas las 7 primeras Apariciones. Sinceramente, me parece formidable. Se reconocen 7 Apariciones, cuando en Fátima sólo hubo 6.

Con que reconocieran una sola, para mí, sería suficiente para acudir allí en Peregrinación, a un lugar visitado por la Santísima Virgen, que se presentó como Reina de la Paz.

Yo visité Medjugorje por primera vez en marzo de 1987. Estuve presente en una Aparición (pondré supuesta) de la Santísima Virgen a Jakov y Maria en la antigua Casa parroquial. Estaba a medio metro de Jakov, de rodillas y con los ojos cerrados. Me dirigí a la Santísima Virgen y le dije :”Madre mía, si estás aquí, déjame sentir tu Presencia”. Y su Presencia envolvió todo mi ser, me envolvió y me llenó interiormente. Nunca he sentido nada igual. Y esa Presencia duró varios días…

Ya he descrito este hecho con anterioridad y no lo voy a repetir.

Yo, personalmente, creo que la Santísima Virgen se sigue apareciendo en Medjugorje, pero siguiendo el ejemplo del párroco y los sacerdotes de Medjugorje, aceptaré la decisión de la Jerarquía eclesiástica.

En mis muchas peregrinaciones a Medjugorje, siempre he destacado ante mis peregrinos que Medjugorje es UN GRAN CENTRO DE ESPIRITUALIDAD (así lo definió San Juan Pablo II), más que un Lugar de Apariciones.

Seguramente es esto lo que el Papa Francisco quiere destacar también de Medjugorje y así lo avala su enviado personal, Monseñor Hoser, que ha declarado que “El mayor milagro de Medjugorje son las confesiones”. Me parece perfecto y estoy totalmente de acuerdo.

Ya veremos si hay cambios en la pastoral de Medjugorje y si al final es considerado Santuario Mariano.

Posiblemente, las Apariciones queden en el ámbito privado de los videntes, incluida la de Mirjana del día 2 de cada mes. Quizá recomienden, o dispongan, que no se difundan los “supuestos Mensajes” del 25 y del día 2 de cada mes. Pero es que, realmente, ya está todo dicho. Ya sabemos lo que nos pide la Santísima Virgen.

Por eso, creo, no que el vaso está medio lleno, sino que está lleno a rebosar.

La Santísima Virgen se ha aparecido en Medjugorje (¿7 veces?) y su Presencia sigue llenando y tocando los corazones de millones de peregrinos, que todos los años acuden allí y dan verdaderos testimonios de conversión y cambio de vida.

Ella es el Camino más seguro que nos lleva a Jesús. Quiere que seamos sus apóstoles, sus manos extendidas, sus instrumentos, que llevemos la paz a este mundo tan convulsionado y alejado de Dios.

Medjugorje seguirá siendo “la ciudad de Dios”, Oasis de Paz, el confesionario del mundo y un gran centro de espiritualidad, donde podemos acudir para renovarnos espiritualmente y seguir cargando nuestras lámparas de aceite, como decía el Padre Jozo…

 

FOTO: foroamor.com

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page