En el año 1931, los feligreses de la parroquia de Medjugorje, construyeron sobre los cimientos de la antigua iglesia parroquial una capilla votiva para darle gracias a Dios por haber protegido a la parroquia de los temporales. La capilla ha servido durante mucho tiempo como altar exterior donde se celebraba la Santa Misa debido al riesgo de derrumbe de la iglesia parroquial. A iniciativa de Mons. Aldo Cavalli, visitador apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje, y el ex párroco fray Marinko Šakota, la capilla votiva pasó a llamarse Capilla de la Vida, que tiene en su interior una estatua de la Virgen María, la Reina de la Paz, con el niño Jesús en sus brazos. La capilla y la estatua fueron bendecidas hoy, 12 de agosto de 2022, a las 11 de la mañana.

Fray Zvonimir Pavičić, el recién nombrado párroco de Medjugorje, dijo que todo el lugar es ahora un agradable ambiente de oración.

«Los feligreses mayores deben recordar esta capilla que fue construida como una capilla votiva, y cuando la antigua iglesia no era segura para celebrar misas, entonces se celebraban allí. Recientemente, cuando fue arreglado todo el espacio, la capilla fue remodelada y decorada con vitrales y una imagen de la Virgen, cambiando su nombre a Capilla de la Vida. Los feligreses y peregrinos disponen ahora de un nuevo lugar de oración donde podrán orar por la vida, por los niños no nacidos, por las madres, por las mujeres embarazadas y por los niños«, dijo fray Zvonimir.

Durante la bendición de la Capilla de la Vida y de la imagen de la Virgen María, la Reina de la Paz, con el niño Jesús en sus brazos, nos encontramos hoy en Medjugorje con peregrinos que permanecieron en oración en la capilla después de la bendición.

En este lugar, a unos pocos metros de la capilla, se encuentra el monumento levantado en memoria de los siete frailes de la parroquia de Medjugorje asesinados durante el régimen comunista.

Compartir: