1. En relación a la Primera Fase de las Apariciones (primera semana de las manifestaciones en la Colina), la Comisión Ruini reconoció la sobrenaturalidad de las Apariciones con 13 votos a favor, 1 en abstención y 1 en contra.

 

  1. Al respecto de la Segunda Fase de las Apariciones, la Comisión Ruini no llegó a una sentencia definitiva: ni a favor ni en contra de la sobrenaturalidad de las apariciones, toda vez que hubo dos sentencias de la Comisión Ruini. La primera al tomar en cuenta los frutos espirituales de Medjugorje, pero dejando a un lado el comportamiento de los videntes: 3 miembros y 3 expertos afirmaron que había efectos positivos; 4 miembros y 3 expertos indicaron que había efectos mixtos, principalmente positivos, y otros 3 miembros dijeron que habían efectos mixtos (positivos y negativos). En la segunda sentencia, además de los frutos espirituales, se tuvo en cuenta el comportamiento de los videntes: 8 miembros y 4 expertos consideraron que no se podía dar un juicio, mientras que otros 2 miembros votaron en contra de la sobrenaturalidad.

 

  1. El informe Ruini presenta las razones que más pesan del porqué no se llegó a una conclusión definitiva: obedece a que las apariciones continuan “a pesar de que los chicos hubieran dicho que habrían acabado, cosa que no se ha verificado…” y el tema de los “secretos” de tintes apocalípticos que los videntes afirman haber recibido de la aparición.”

 

  1. Las dos objeciones que presenta la Comisión para reconocer definitivamente la sobrenaturalidad de Medjugorje, son perfectamente compresibles: no se puede reconocer la sobrenaturalidad de un fenómeno que aún se desarrolla. ¿Cómo se puede aprobar algo que aún está por verse? En relación al tema de los “secretos” con tintes apocalípticos, los videntes aseguran haber recibido “10 secretos” de acontecimientos que están por ocurrir en el mundo. Además, una vidente afirma que la Virgen le dictó un “libro” sobre el futuro del mundo y de la Iglesia, y otra declara que la Virgen le dictó un “libro” sobre Su vida en la Tierra. ¿Cómo la Comisión puede aprobar algo cuyo contenido ignora?

 

  1. No obstante, la Comisión Ruini, después de haber constatado que los videntes de Medjugorje nunca fueron seguidos adecuadamente desde el punto de vista espiritual, y de haber observado que desde hacía tiempo ya no formaban parte de un grupo, se pronunció a favor de tres cosas: a) levantar la prohibición de organizar peregrinaciones a Medjugorje (con los votos de 13 miembros y expertos de los 14 que estaban presentes) b) crear en Medjugorje «una autoridad dependiente de la Santa Sede» c)  transformar la parroquia en un Santuario Pontificio.

 

  1. En 2016 los miembros del Congregación para la Doctrina de la Fe se reunieron para discutir el caso de Medjugorje y el informe de la Comisión Ruini. Cada uno de los Cardenales y Obispos recibió el texto de la Comisión pero también más documentos que se encuentran en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Durante la reunión se le pidió a los miembros que expresaran sus opiniones. El Papa Francisco, que no quería que la relación de la Comisión Ruini fuera “subastada”, estableció que le enviaran a él, personalmente, todos los pareceres, lo que se cumplió puntualmente.

 

  1. El Papa, después de haber examinado la relación de la Comisión Ruini y los pareceres de los miembros de la Congregación para la Doctrina de la Fe, decidió encomendar al Arzobispo polaco Henryk Hoser, una misión de «enviado especial de la Santa Sede» para «adquirir conocimientos más profundos sobre la situación pastoral» en Medjugorje y, «sobre todo, de las exigencias de los fieles que allí se dirigen en peregrinación» para «sugerir eventuales iniciativas pastorales para el futuro».

 

  1. El Papa Francisco,  en el vuelo de retorno a Roma, se pronunció en rueda de prensa sobre Medjugorje, ante una pregunta formulada por un periodista del diario Italiano L’Avvenire. El Papa manifestó al respecto: “Estas opiniones han estado estudiadas y todas subrayan la densidad del informe Ruini en el que se debe distinguir 3 cosas: las primeras apariciones, que eran chicos. El informe más o menos dice que se debe continuar investigando eso. Las apariciones, las presuntas apariciones actuales, el informe tiene sus dudas. Yo personalmente soy más malo. Yo prefiero a la Virgen Madre, nuestra Madre y no la Virgen Jefe de Oficina telegráfica, que todos los días envía un mensaje a tal hora… Esta no es la Madre de Jesús. Estas presuntas apariciones no tienen tanto valor, y esto lo digo como opinión personal, pero está claro. ¿Quién piensa que la Virgen decía: ‘vengan que mañana a esta hora diré un mensaje a esa gente’? No, distinguen las 2 apariciones. Y tercero, el centro del informe Ruini es el hecho espiritual, pastoral, gente que va allí y se convierte, gente que encuentra a Dios, que cambia de vida, pero para esto no hay una varita mágica allí. Y este hecho espiritual, pastoral, no se puede negar. Ahora para ver las cosas con todos estos datos, con las respuestas que me han enviado los teólogos, se ha nombrado a este obispo bueno, bueno porque tiene experiencia, para ver cómo va la parte pastoral. Y al final se dirá algo.”

 

  1. El Papa hace ver que acoge el parecer de la Comisión Ruini que le propuso seguir investigando, razón por la cual nombra al Arzobispo Hoser, su enviado especial, para que vaya a Medjugorje y “al final decir algo”.

 

  1. El Papa en su declaración destingue las dos fases del fenómeno, y manifiesta, acerca de la segunda fase, que su parecer personal es “más malo” que el de la Comisión Ruini, porque prefiere “a la Virgen Madre, nuestra Madre y no la Virgen Jefe de Oficina telegráfica, que todos los días envía un mensaje a tal hora…

 

  1. En su declaración el Papa deja la puerta abierta a una ulterior declaración, no obstante su parecer contrario al informe Ruini, porque al presente ha manifestado su “opinión personal”.

 

  1. A pesar de esta opinión contraria sobre “las presuntas apariciones actuales”, él reconoce los signos positivos de Medjugorje, ha dicho: “el centro del informe Ruini es el hecho espiritual, pastoral, gente que va allí y se convierte, gente que encuentra a Dios, que cambia de vida, y para esto no hay una varita mágica allí. Y este hecho espiritual, pastoral, no se puede negar. Ahora para ver las cosas con todos estos datos, con las respuestas que me han enviado los teólogos, se ha nombrado a este Obispo bueno, bueno porque tiene experiencia, para ver cómo va la parte pastoral. Al final se dirá algo.”

 

  1. Según esta última declaración, la Iglesia debe esperar las decisiones que se tomen después del informe Hoser, luego del verano de 2017. Se constata entonces, que al presente, no hay una declaración oficial del magisterio sobre Medjugorje. Solo ha salido a luz, gracias al Papa Francisco, lo que muchos esperaban: las conclusiones de la Comisión Ruini que trabajó arduamente por cuatro años, y sus propuestas al Romano Pontífice.

 

Padre Francisco A. Verar

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina