25 de febrero de 1987

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy deseo cubrirlos con mi manto y conducirlos a todos hacia el camino de conversión. Queridos hijos, les ruego que entreguen al Señor todo su pasado, todo el mal que se ha acumulado en sus corazones. Deseo que cada uno de ustedes sea feliz, pero con el pecado nadie puede serlo. Por tanto, hijos queridos, oren y en la oración conocerán el nuevo camino del gozo. La alegría se manifestará en vuestros corazones y así podrán ser testigos gozosos de lo que mi Hijo y Yo deseamos de cada uno de ustedes. Los bendigo. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina