Posted on

Mensaje del 25 de Agosto de 1996

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
¡Queridos hijos! Escuchad, porque deseo hablaros e invitaros a tener más fe y confianza en Dios que os ama inconmesurablemente. Hijos míos, vosotros no sabéis vivir en gracia de Dios, por eso os llamo a todos de nuevo a llevar...

Más información