Posted on

Mensaje anual a Mirjana del 18 de Marzo de 1999

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, deseo que me entreguéis vuestros corazones para conduciros por el camino que lleva a la luz y a la vida eterna. No quiero que vuestros corazones se extravíen en la oscuridad del presente. Os ayudaré. Estaré con vosotros...

Más información