PLAZA ROJALESTEXTO Y FOTOS: E. DE GEA

FUENTE: La Crónica Independiente. La Voz ciudadana de la Vega Baja y Baix Vinalopó

La Virgen bosnia de Medjugorge ya tiene un lugar de peregrinación en España o al menos “un lugar   perfecto para encontrarse con la Virgen” según las palabras del sacerdote, José Antonio Mérida, pronunciadas hoy en el acto de apertura de la plaza ajardinada dedicada a La Gospa (Madre), como también se conoce a la virgen bosnia.

Desde ayer y en pleno centro del campo de golf de Rojales, la plaza citada acoge una talla de la virgen, replica exacta de la original, de un metro y 60 centímetros de altura, realizada con el mismo tipo de piedra y tallada en Bosnia-Herzegovina. En un emotivo acto, dos sacerdotes  procedieron a la bendición de la plaza religiosa llena de simbolismos y de signos, “un trozo de Medjugorje en Rojales”.

La iniciativa ha partido de  los responsables del campo de Golf La Marquesa tras una visita a la aldea de Medjugorje donde, desde 1981, la Virgen María  ha estado apareciendo y dando mensajes al mundo. 40 millones de personas de todas las religiones  y de todas las partes del mundo han visitado la aldea croata desde la fecha citada.

Una de las responsables del campo de gol María González, es el alma del nuevo lugar dedicado a La Gospa, único por sus características en toda España. “Tras visitar  Medjugorje con mi esposo, me sentí en libertad y con la necesidad de comunicar mi experiencia a los demás. Pedí a la Virgen que me ayudara y lo hizo” señaló durante el acto. Otro testimonio fue el de Juan Pedro y Marta, de Orihuela, que también narraron  su transformación tras visitar a La Gospa.

El acto congregó un numeroso grupo de personas. Entre ellas figuraba el alcalde del PSOE de Rojales, Antonio Pérez,  y los portavoces municipales  del PP y Pader, Alberto Ros y Desiderio Aráez.

La plaza inaugurada y bendecida muestra un marcado simbolismo religioso. No solo por la talla de la virgen si no por otros elementos visibles y no visibles. Entre los primeros,  un milenario olivo de tres ramas y que simboliza “Padre, Hijo y Espíritu Santo”. También una gran cruz de más de dos metros, de metal y pintada de azul, similar a la existente en Medjugorje, y signo de fe de sus habitantes. La plaza cuenta con un buzón de peticiones a la Virgen de Medjugorje.

Con respecto a los segundos, en el interior del pedestal sobre el que  se sitúa la escultura ha sido colocada una piedra del monte bosnio donde apareció la Virgen y otra del Santuario de Fátima, además de una medalla de San Benito. Si estos elementos son representativos y con una gran carga simbólica, todavía lo es aún más que el pedestal también albergue hojas del olivo donde según la tradición, Jesucristo oró por última vez antes de ser arrestado.

El acto fue amenizado por la coral Parroquial San Jorge Mártir que se desplazó desde Valencia a Rojales para participar en el evento y donde interpretaron diversas piezas musicales como Ave María o  Irish Aleluya entre otras.

Los promotores del evento entregaron a todos los presentes rosarios y medallas de la Virgen de Medjugorje como agradecimiento por su asistencia.

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina