FUENTE: GamaNoticiasEC

Los ecuatorianos residentes en Génova han unido sus fuerzas para ayudar a sus compatriotas que sufrieron el terremoto del pasado 16 de abril en Esmeraldas (Ecuador) creando un grupo denominado «Unidos somos grandes. María Reina de la Paz».

La coordinación de la ayuda corre a cargo de nuestro querido padre Livingston Olivares (guía espiritual de los emigrantes ecuatorianos), quien se encarga de servir de enlace entre Italia y los damnificados. Hasta ahora unas 800 familias se han beneficiado de estas ayudas (ropas, víveres, juguetes…) que cuentan con el beneplácito de Mons. Eugenio Arellano (obispo de Esmeraldas).

Ayuda Colectada en Génova llegó a Ecuador

Compartir: