Lo dijo el Papa Francisco susurrándole al oído al párroco de Medjugorje, Fr. Marinko Sakota, durante el encuentro mantenido en el Vaticano en el marco del Congreso Internacional de Rectores y colaboradores de los Santuarios del Mundo que tuvo lugar entre el 27 y el 29 de noviembre del mes pasado. Organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, el encuentro fue coordinado por Mons. Rino Fisichelle y contó con la participación de más de 600 congresistas reunidos bajo el lema: “El santuario, puerta  de la Nueva Evangelización”.

Tras el Congreso, el Papa, fuera de protocolo, quiso saludar a cada participante, lo que brindó a Fr. Marinko la oportunidad de saludar personalmente al Papa Francisco quien con simpatía le dijo: “Sean obedientes a Mons. Hoser”. El propio fr. Marinko narra su encuentro en el último número de “Glasnik Mira” donde interpreta sus palabras como “la gran confianza  que el Papa Francisco tiene puesta en el arzobispo Henryk Hoser. Como si nos dijera: escuchando a Mons. Hoser, escucháis a la iglesia. Por el contrario, si no sois obedientes a Mons. Hoser, no sois obedientes ni a mí ni a la Iglesia. En estas pocas palabras que me ha dicho, he entendido que para el Papa es muy importante Medjugorje  y que lo tiene realmente en el corazón y desea que todos nosotros respondamos a la tarea que se nos ha encomendado. En las palabras del Papa sentí el aliento y la gran responsabilidad que todos tenemos respecto a Medjugorje”.

FUENTE: Glasnik Mira, dic-2018

(Publicado por Erendira Vega el 14-12-2018)

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina