RESEÑA PEREGRINACIÓN POR LA PAZ, MÉXICO

Con motivo del 37 Aniversario de las apariciones de la Santísima Virgen María Reina de la Paz, se realizó la
Peregrinación por la Paz a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, el 25 de junio de este año 2018, en
Ciudad de México, como se hace año con año, desde que la Sra. Tere Bielh (estando presente en la Hora
Santa y en la Eucaristía) tuvo esta iniciativa hace 31 años.

Se dio inicio en la glorieta Peralvillo donde se reunieron alrededor de 300 peregrinos de grupos de oración de: Guadalajara, Veracruz, San Luis Potosí, Tabasco, Ciudad de México, Toluca, Ecatepec, Atlacomulco y Lerma del Edo. de México.

Estando presente parte del Equipo Coordinador Nacional: María del Carmen Villar, Esmeralda Álvarez, Catalina Elías, Ana María Dorantes, con la bendición del Padre Marcelino León Trejo, Acompañante Espiritual Nacional y del Padre Edgar Beltrán, dio inicio la peregrinación y el rezo del Santo Rosario por la paz; los diferentes grupos
encabezaron la peregrinación con cantos e himnos a la Santísima Virgen, llevando imágenes de María Reina
de la Paz, estandartes y banderines. Se rezaron también los Misterios Gozosos y la Coronilla de la Divina
Misericordia por la calzada de los Misterios, hasta llegar a la Basílica, pasando directamente al Templo
Expiatorio a la Hora Santa que dirigió el Pbro. Edgar Beltrán, posteriormente se pasó a la entrada de la Basílica
donde el Pbro. Marcelino León recibió a los peregrinos, pasando hacia el altar con las imágenes de la Reina
de la Paz y los estandartes. El Pbro. Marcelino presidió la Eucaristía, concelebrando con el Pbro. Edgar Beltrán
y dos sacerdotes, participaron en la liturgia y llevaron las ofrendas: S.L.P., Veracruz, Guadalajara, CDMX y
Edo. de México. En la homilía se resaltó el motivo de estar celebrando un año más de peregrinar en torno a
la Reina de la Paz, especialmente en ese Santuario Mariano que para nosotros es de gran importancia. La
vivencia comunitaria del evangelio es la base del amor a Dios en el hermano. La regla de oro: hacer al otro lo
que nos gustaría nos hicieran a nosotros. Quien convive acepta al otro como es, sin imponer condiciones
previas, sin juzgar al otro. ¡Aceptación mutua sin fingimiento y en total transparencia! ¡Este es el ideal de la
nueva vida comunitaria nacida de la Buena Nueva que Jesús nos trae de que Dios es Padre/Madre y que por
tanto todos somos hermanos y hermanas unos de otros. Es un ideal tan difícil y tan bonito y atrayente como
aquel otro: “Sed perfecto como el Padre Celestial es perfecto”.

Al final invito a participar en los siguientes eventos: al V Festival de la Juventud en Villahermosa Tabasco y al XXVII Encuentro Nacional de Grupos de Oración María Reina de la Paz en Jesús María, San Luis Potosí, terminado con la oración a Nuestra Madre Santísima María de Guadalupe.

EQUIPO COORDINADOR NACIONAL DE CENTROS Y GRUPOS DE ORACIÓN
MARIA REINA DE LA PAZ MEXICO

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina