El Visitador Apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje, el Arzobispo Henryk Hoser, visitó Radio Mir Medjugorje y se reunió con todos los que trabajan allí. Tuvo una entrevista muy interesante con el editor en jefe Sanja Pehar y compartió la experiencia de las dos décadas que pasó en la misión en África, comparó el santuario mariano africano de Kibeho con el de Medjugorje, habló sobre los frutos de Medjugorje,  y sobre la paz y la Navidad y, antes de nada, expresó su alegría por ser un invitado en esta estación de radio.

Le hacemos saber que todos los feligreses están muy contentos y agradecidos de que haya sido enviado a Medjugorje debido a la misión que el Santo Padre le ha confiado. ¿Cómo se siente aquí, en Medjugorje?

Respondo a esto con la misma alegría, estoy realmente muy feliz y ésta es la segunda vez que estoy aquí. El año pasado, estuve aquí como el Enviado Especial del Santo Padre para este lugar, ahora como Visitador Apostólico permanente, y estas dos misiones se distinguen mucho, porque estoy aquí ahora y necesito conocer no solo la situación, sino los problemas de este lugar y encontrar soluciones para ellos junto con mis colaboradores.

La Navidad está cerca ¿cómo sugeriría que nos preparemos, principalmente en su aspecto espiritual?

La mejor manera de prepararse es viviendo la liturgia del Adviento. Espiritualmente, este es seguramente un momento muy rico y está compuesto de dos partes, los días de preparación hasta el 17 de diciembre y la preparación inmediata desde ese día hasta la Navidad. Aquí en la parroquia nos preparamos con las primeras misas y estas misas introducen a todo el pueblo de Dios en el misterio de la Navidad.

¿Cuál es el mensaje de Navidad?

Este es un mensaje notablemente rico y quisiera enfatizar el mensaje de Paz. Los ángeles que anunciaron el nacimiento del Señor a los pastores dijeron que estaban trayendo paz a todas las personas de buena voluntad.

Jesús vino entre nosotros como niño en la familia de María y José. A lo largo de la historia, la familia siempre ha sido atacada, particularmente hoy. ¿Cómo protegemos a la familia actualmente y cómo puede el ejemplo de la Sagrada Familia ayudarnos en eso?

Primero de todo, necesitamos saber que el hombre fue creado dentro del marco familiar desde el principio. La pareja de hombres y mujeres fue bendecida por su fertilidad. La familia es la imagen de la Santísima Trinidad en la tierra y la familia está para construir la sociedad. Para que el espíritu de la familia sea preservado, cosa que en los tiempos actuales es algo muy difícil, debemos enfatizar la misión de la familia en el mundo: ser la fuente y el camino del desarrollo de la persona humana.

Arzobispo, usted es médico, sacerdote palotino, misionero, seguramente todo esto ha marcado su vida. También pasó 21 años en África. ¿Puede, por favor, compartir hoy esa experiencia de las misiones con nosotros y nuestros oyentes?

Es difícil expresarlo en tan solo unas pocas líneas. Sobre todo, ha sido la experiencia de las diversas culturas que he encontrado en África, Europa y en otros países. La mayor parte de mi vida religiosa la pasé fuera de mi hogar y de mi país. Podría expresar dos conclusiones al respecto. La primera es que la naturaleza humana es la misma en todas partes. Como seres humanos, todos somos muy parecidos, la diferencia entre nosotros es la cultura en el sentido positivo y negativo. Cada cultura tiene elementos positivos y constructivos que sirven para el desarrollo del ser humano, pero también puede contener los elementos que están destruyendo al hombre. ¡Por lo tanto, vivamos en plenitud nuestra naturaleza humana junto con todas las características positivas de nuestra cultura!

Usted también fue designado como Visitador Apostólico para Ruanda, ¿podría, por favor, comparar el santuario de Kibeho con el de Medjugorje?

Sí, hay muchos elementos similares, los eventos allí comenzaron en 1981, y Nuestra Señora en Kibeho quiso advertir a la gente de los eventos futuros, que demostraron ser el genocidio. Esta fue la misión de la Reina de la Paz, y es una cierta continuación de las apariciones en Fátima. Kibeho es un santuario reconocido, se está desarrollando y es el único sitio de apariciones oficialmente reconocido en África. Las apariciones en Medjugorje comenzaron también en 1981, unos meses antes de Kibeho, y también demostraron tener importancia con respecto a la posterior guerra en la antigua Yugoslavia. La devoción a la Reina de la Paz se está desarrollando aquí en Medjugorje y encontramos muchas similitudes con las apariciones en Fátima. La invocación de  «Reina de la Paz», fue presentada a las Letanías de Loreto por el Papa Benedicto XV, en 1917, en el año de las apariciones en Fátima, durante la Primera Guerra Mundial y la Revolución Soviética. Podemos ver a Dios como está siempre presente en la historia humana y como Él nos envía a Nuestra Señora para estar cerca de nosotros en todo momento.

La realidad de los santuarios es muy importante en el mundo de hoy y es por eso que el Santo Padre Francisco transfirió la competencia para los santuarios de la Congregación para el Clero al Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. ¿Tiene lugar esa nueva evangelización en Medjugorje?

No hay duda sobre eso. Vivimos aquí la nueva evangelización, ya que la devoción mariana que se está desarrollando aquí es muy dinámica. Este es el tiempo y el lugar de conversión. Aquí, uno descubre la existencia de Dios en su propia vida y el deseo de Dios de estar presente en el corazón humano en la sociedad que vive como si Dios no existiera. Todos los santuarios marianos están haciendo eso.

Después de varios meses de vivir aquí, ¿cuáles considera que son los frutos más importantes de Medjugorje?

Esos son los frutos de una profunda conversión. Creo que el fruto más maduro y más importante es el fenómeno de la conversión a través de las confesiones, la paz y la reconciliación. De todo lo que ocurre aquí, este es el elemento más importante.

El Papa Francisco le nombró el 31 de mayo como el Visitador Apostólico para la parroquia de Medjugorje. Este es principalmente un servicio pastoral que desea garantizar una guía permanente y sólida para la comunidad parroquial y los fieles que vienen aquí. ¿Cómo siente la vida pastoral de Medjugorje?

La vida pastoral está todavía por alcanzar su pleno desarrollo. La calidad a la hora de aceptar peregrinos no se refiere solo a la forma material relacionada con el alojamiento y las necesidades básicas. Esto existe y funciona aquí. Por encima de todo, se debe ajustar la vida pastoral adecuada al número de peregrinos que vienen aquí. Me gustaría enfatizar dos obstáculos que he notado. A veces, cuando aumenta el número de peregrinos, no hay suficientes confesores para ciertos grupos idiomáticos. Los peregrinos vienen aquí de 80 países diferentes. El otro obstáculo es la falta de instalaciones para la celebración de las Misas en diferentes idiomas. Necesitamos garantizar instalaciones para la celebración de las Santas Misas en diferentes idiomas, sobre todo necesitamos poder tener la Adoración perpetua del Santísimo Sacramento.

Usted es polaco y sabemos que los polacos tienen especial devoción hacia la Santísima Virgen María. ¿Cuál es el papel de la Virgen en su vida?

El papel de María es realmente grande. La devoción mariana polaca es desde siempre, no olvidemos que la Madre de Dios fue declarada como la Reina de Polonia a mediados del siglo XVII. Este gesto fue también confirmado políticamente por el rey y el parlamento de aquellos días. Encontrará la imagen de la Santísima Virgen María en todas las casas cristianas de Polonia. La canción religiosa más antigua en polaco derivada de la época medieval fue compuesta en honor de la Santísima Virgen María, mientras que todos los caballeros polacos tenían el anagrama de la Santísima Virgen María en sus escudos.

La paz es algo de lo que el hombre de hoy carece, paz en el corazón, paz entre las personas, paz en el mundo. ¿Cuál es el papel de Medjugorje?  ya que sabemos que muchos peregrinos que vienen son testigos de la paz que sienten aquí, que no pueden experimentarla en ningún otro lugar.

Jesucristo vino a nosotros tomando nuestro cuerpo humano como el Rey de la Paz. Dios nos trae la paz que tanto necesitamos en diferentes niveles y «la escuela de paz» que tenemos aquí parece ayudar mucho, ya que muchos extienden la paz que sienten aquí, tanto en las áreas de silencio y oración, tanto como en otros lugares donde pueden reunirse. Todos estos elementos unidos  son los que nos llevan a la paz con Dios y con otras personas.

¿Hay algo que le gustaría decir a nuestros oyentes al final de esta entrevista?

Deseo felicitarles la Navidad a todos ustedes con las palabras que los ángeles dijeron: Paz a aquellos en quienes se apoya su favor. La Gospa nos dice que Dios nos ama a todos. Uno de los fundamentos de nuestra fe es la voluntad de Dios de salvar a todas las personas, sin excepción, y si eso no sucede, es debido a nosotros. Estamos, por lo tanto, en camino hacia un futuro brillante.

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina