En la última aparición diaria en Jakov Colo el 12 de septiembre de 1998, Nuestra Señora le dijo que en adelante tendría una aparición al año, cada 25 de diciembre, el día de Navidad. Así fue también este año. La aparición comenzó a las 2:25 pm y duró 9 minutos.

Nuestra Señora vino con el Niño Jesús en sus brazos. A través de Jakov, Nuestra Señora dio el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, hoy, en este día de gracia, de manera especial, os invito a abrir vuestros corazones y pedirle a Jesús que fortalezca vuestra fe. Hijos míos, por medio de la oración con el corazón, de la fe y de las obras, sabréis lo que significa vivir una verdadera vida cristiana. A menudo, hijos míos, vuestra vida y vuestros corazones están abrumados por la oscuridad, el dolor y las cruces. No vaciléis en la fe preguntándoos el porqué, ni penséis que estáis solos y abandonados, más bien abrid vuestros corazones, orad y creed firmemente; entonces, vuestro corazón sentirá la cercanía de Dios y que Él nunca os abandona y que en cada momento está cerca de vosotros. A través de la oración y de la fe, Dios responderá a cada uno de vuestros porqués y convertirá en luz todos vuestros dolores, oscuridades y cruces. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”.

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina