Fecha: 07.06.2019.

La Peregrinación Internacional para Niños y Personas con Discapacidad tuvo lugar en Medjugorje los pasados días 7 a 9 de junio. Esta es la octava peregrinación de este tipo que es convocada.

La gente de Medjugorje proporcionó comida y alojamiento en sus hoteles, hogares y restaurantes a más de 2000 participantes de esta peregrinación de Rusia, Ucrania, Lituania, Letonia, Eslovaquia, Italia, Inglaterra, Polonia, Serbia, Croacia y Bosnia y Herzegovina. Llegaron el 7 de junio y comenzaron su peregrinación con el programa de oración de la tarde.

Esta peregrinación es especial, ya que es para personas con discapacidad, muchas de ellas con varias discapacidades mentales también, y para sus padres y voluntarios. El programa y la liturgia se ajustan a ellos con mucha música, baile, símbolos y gestos simples realizados con el propósito de mostrar a cada uno de ellos cómo Dios está cerca de ellos en su sufrimiento.

El programa comenzó el viernes con la introducción del grupo y las palabras de bienvenida del Fr. Marinko Sakota, el párroco y coordinador de la peregrinación, y Mons. Henryk Hoser. Por la tarde, los que pudieron, se unieron a la parroquia en la oración del Vía Crucis y los que no pudieron subir, rezaron el Vía Crucis en el Salón de Juan Pablo II, con una presentación especial de las estaciones y las meditaciones.

El tema de esta peregrinación, así como de todos los otros retiros espirituales que se realizan en Medjugorje es «¡Sígueme!» (Mc 10, 21).

El sábado fue el día más intenso, ya que todas las personas discapacitadas tuvieron la oportunidad de ser llevadas al al monte de las Apariciones. Los chicos de la Comunidad de Cenacolo, la Asociación Mary’s Hands y los feligreses de Medjugorje los llevaron con sus manos y sillas especiales hechas para este propósito. Muchos están inmensamente agradecidos por esta oportunidad y gritaban de alegría al tener esta oportunidad en un día tan especial, gracias al pequeño sacrificio de estos buenos hombres. Este es verdaderamente un evento muy especial para aquellos que son llevados, así como para aquellos que los llevan. Los testimonios de la tarde también incluyeron algunas actuaciones de baile, este año de la comunidad de Cenacolo. También hubo un grupo de jóvenes polacos que tuvieron la oportunidad de bailar ante el Santo Padre Francisco durante la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia.

Después de los testimonios, todos los participantes tuvieron un pequeño buffet, también ofrecido por los feligreses de Medjugorje al que le siguió el programa de oración de la noche, especialmente adaptado a estos participantes.

El programa terminó el domingo con la actuación del grupo de jóvenes polacos a las 10:30h, que llevaron a escena el «Descenso del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles», a lo que le siguió la Santa Misa a las 11:00h, lo que marcó el cierre de esta peregrinación.

TRADUCCIÓN: Borja Milans del Bosch (Fundación Centro Medjugorje)

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina