Nuevamente se congregaron en la Parroquia Santa Gemita decenas de fieles en torno a la Gospa, para revivir las jornadas de oración que tienen lugar diariamente en Medjugorje.

El encuentro que se realizó el pasado jueves 28 de septiembre comenzó con el rezo del Santo Rosario ante el Santísimo y la imagen de la Virgen de Medjugorje. Se continuó con la Adoración Eucarística dirigida por el padre Patricio Romero. Luego el párroco Carlos Cano realizó una reflexión sobre el último mensaje de la Gospa, que nos invita a tres cosas claves para la vida cristiana, como lo son la renuncia, el ayuno y la oración. En su mensaje Nuestra Madre explicó el sacerdote, nos llama a renunciar a nosotros mismos  para donarnos por amor a los demás. La Virgen María en Medjugorje, señaló el padre, no lo plantea como una obligación sino como una invitación a la generosidad, que es lo que nos hará ser mejores y realmente felices. Nos pide también una vez más seguir orando especialmente por los sacerdotes, para aumentar en ellos su amor y fidelidad a Dios y el que se puedan identificar con ser otro Cristo. El padre Cano recalcó que el mensaje nos llama a sacrificarnos por tantas almas que están en pecado y hacer ofrecimientos para que puedan ser salvadas.

La Santa Misa en esta oportunidad fue oficiada por el sacerdote Diego Ossa. En su homilía el padre Ossa dijo que Jesús nos da la salvación  y que ante cualquier problema tan solo decir su nombre ya es una oración que reconforta. Nos invitó a nunca apartar nuestra mirada de El. Pidió a la Virgen María que con su amor maternal nos ayudara a estar siempre unidos a Cristo que es el único que nos anima, especialmente en los momentos de dificultad.

Antes de finalizar la jornada se entregó la Virgen Peregrina de Medugorje al CAME, Centro de Ayuda a la Mujer Embarazada. Fundación al servicio de la vida donde se le da apoyo a mujeres con embarazos vulnerables, que en algún momento pensaron en el aborto como solución a sus problemas, pero luego decidieron seguir adelante con sus  hijos. Recientemente la imagen peregrina de la Gospa había visitado Mater Filius, una fundación de casas de acogida para mujeres embarazadas en situación de desamparo.

Finalizada la mañana de oración los asistentes compartieron un café y galletas donde pudieron compartir sus distintas experiencias en torno a Nuestra Madre.

Centro María Reina de la Paz Medjugorje – Chile

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina