Dolor y Alegría

Desde su unión matrimonial con María, San José supo vivir con esperanza en Dios la alegría-dolor fruto de los sucesos de la vida diaria.

Muy queridos hermanos en Cristo y la Reina de la Paz,

Al  igual que San José celebramos con “alegría-dolor” el Primer Aniversario de la partida a la Casa del Padre de nuestro queridísimo Pbro. Rafael Zacarías García, quién con predilección se acogía a la protección de San José, razón por la cual iniciamos así estas líneas.

Damos gracias a Dios por el Don de Su  Amor, Amor que, Dulcemente nos regala en La Reina de la Paz desde hace mas de 37 años y que nos ha transmitido fielmente el padre Zacarías, pocos sacerdotes como el  se han abierto al Amor de Nuestra Madre acogiendo  sus mensajes,  esforzándose en vivir en la escuela de amor de Mamita María, aún de los tropiezos y las dificultades cotidianas,  el amó dándose  a su comunidad parroquial, a sus hermanos sacerdotes, a los grupos de oración María Reina de la Paz en México y varios países de América Latina que tuvimos la bendición de escuchar sus prédicas en los diversos Retiros que dirigió, los bellísimos cantos que compuso y cantaba con el corazón, la gran cantidad de reflexiones y escritos que tanto nos ayudaron, de entre los cuales escogimos compartir con ustedes la siguiente:

PALABRA DE MAMA PARA HOY

Del Mensaje a Marija 25 Agosto 2016

“Queridos Hijos, gracias por haber respondido a mi llamado”

Estas palabras llenas de ternura con que empieza y termina cada mensaje de la Reina de la Paz, son el reflejo de su corazón materno. Ella como buena Madre solo sabe amar y agradecer. Porque solo en el amor el Hijo puede vivir mejor y en el agradecimiento el Hijo crece y es aleccionado por el testimonio de la madre que con su esperanza lo anima a continuar.    María, nuestra Madre, con su amor y agradecimiento,  nos enseña cómo nuestra vida puede ser fecunda;  “nos dice que hagamos como Ella: no desperdiciar el don recibido, sino custodiarlo en el corazón, para que germine y dé fruto, con la acción del Espíritu Santo” (PP Francisco Cracovia 31/07/16)    Efectivamente estos más de 35 años de su presencia en Medjugorje son un gran don de Dios para nosotros, que hemos de custodiar con el corazón. Ella nos dice: “Queridos hijos! Dios me da este tiempo como un don para ustedes, para poder enseñarles y guiarlos por el camino de la salvación” (25/08/97) “Queridos hijos! También hoy los invito a acercarse a mi corazón. Únicamente así comprenderán el don de mi presencia aquí entre ustedes”. (25/09/03) “Queridos hijos, den gracias a Dios por el don de mi presencia entre ustedes, porque Yo les digo: Esta es una gran gracia” (25/07/92) Gracias Madre de Bondad por permanecer con nosotros y conducirnos en el amor hacia Dios. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén. María, Reina de la Paz, ruega por nosotros y por el mundo entero.

P. Rafael Zacarías García. México

Martes 6 de Septiembre de 2016.

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina