“LOS GRUPOS DE ORACIÓN EN LA ESCUELA DE MARÍA REINA DE LA PAZ”

 

Cartagena, 4 al 6 de  Agosto de 2011

 

Predicador: El Reverendo Padre Juan Carlos Lisa de Argentina

Asistencia: Participaron grupos de Bogotá, Cali, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Florida Blanca, Medellín, Envigado, Sincelejo, Villavicencio y Manatí.

Permanentemente estuvieron presentes un mínimo de 300 personas, ya que como es usual en esta clase de eventos, hay algunas personas de la localidad que no pueden participar todos los días.

Organización: La organización no dejó nada que desear, todo lo contrario, fue excelente.

Cabe mencionar que se programó mucha oración y que las confesiones fueron muy abundantes, ya que siempre estuvieron presentes 5 ó 6 sacerdotes.

Tuvimos la agradable visita del Arzobispo, Calvo José Ruiz que nos dirigió hermosas palabras sobre la importancia de la Eucaristía y la Biblia.

Todo el día sábado estuvieron presentes los jóvenes del Seminario Mayor y dirigieron uno de los cuatro rosarios que se oraron.

La procesión de inauguración que recorrió parte del malecón de la ciudad, para terminar en la parroquia de Boca Grande, en donde se celebró la Eucaristía fue extraordinaria.  La procesión de despedida y entrega de la Imagen a la delegación de Bucaramanga, que la había prestado para el congreso, fue emocionantísima, ya que todos nos unimos para cantar con corazones ardientes, la canción “Adiós Madre del Cielo” mientras Nuestra Madre Santísima se alejaba del lugar del Congreso.

Próxima Sede:   Se decidió hacer el congreso cada año y se eligió a la ciudad de Cali como la próxima sede.

Como sede suplente se eligió a Medellín.

Medellín hará el Congreso en el año 2013, en caso de que no haya necesidad de que lo organice en el año 2012, como sede suplente.

En el Congreso del año 2012 en Cali, se elegirá la sede suplente para el año 2013, que en caso de que Medellín no pueda organizarlo en ese año, la sede suplente electa tendrá que realizarlo.

 

UN LLAMADO A LA UNIDAD

Queremos hacer un llamado al perdón y a la unidad, y nos atrevemos a hacerlo en nombre de Nuestra Madre Santísima, ya que no dudamos que estos son sus fervientes deseos, de que oremos muy especialmente por la unidad de todos los Grupos y para que El Espíritu Santo mueva nuestros corazones para que todos estemos unidos como hermanos y trabajemos juntos con el fin de que Nuestra Señora y el Mensaje de la Gospa sean más conocidos.

 

EL LLAMADO DE NUESTRA MADRE SANTÍSIMA

“¡Paz, Paz, Paz!  ¡Reconcíliense!  Sólo Paz.  Hagan la paz con Dios y entre ustedes mismos.  Para, eso es necesario creer, orar, ayunar y confesar.” (Mensaje a Marija Julio 26, 1981)

El llamado de los sacerdotes de la parroquia a los Grupos de Oración de Medjugorje, tomado de la Carta de Medjugorje a Todos los Grupos de Oración Inspirados por los Mensajes de La Reina de la Paz

“No debemos permitir que este espíritu de comunión y oración que durante años ha animado el Movimiento de Medjugorje sea sofocado por discusiones, desacuerdos, divisiones y condenaciones gratuitas.  Debemos volver a vivir los mensajes.  Su llamado más urgente continúa siendo el mismo: “¡Oren, oren, oren!”. El movimiento espiritual de Medjugorje nació para mantener la fe con este llamado de la Reina de la Paz. Queridos amigos, unamos nuestros corazones al Corazón Inmaculado de María.  Muchos de nosotros sentimos claramente que este es Su momento.”

Se debe buscar la unidad de los distintos grupos, que aunque actúen independientemente deban de hacerlo en forma coordinada con el apoyo de todos y se deben de beneficiar de esta unión entre los países de la región.

Se debe de tratar de contactar a las personas que han viajado a Medjugorje, hayan formado o no Grupos de Oración, para organizarnos y darle un nuevo impulso al movimiento en cada país e identificar a las personas que están en disposición de trabajar y cooperar en la difusión del mensaje.

Se deben de limar asperezas con otras personas que en el pasado difundieron activamente el mensaje de Nuestra Madre Santísima.

No se debe de prescindir de personas o grupos con los cuales hemos tenido diferencias, en la mayor parte de los casos de personalidad, salvo en situaciones graves que puedan perjudicar el movimiento y la espiritualidad.

El mensaje debe llegar a cada ciudad, a cada barrio, a cada parroquia

Tenemos que llevar el mensaje de Nuestra Madre Santísima a cada ciudad, a cada barrio, a cada parroquia de nuestro país.  El mensaje de Nuestra Madre Santísima no es un privilegio para los que pueden ir a Medjugorje o asistir a algún congreso.

Es necesario renovar y promover la oración en familia, la formación de Grupos de Oración de matrimonios, de adultos, de jóvenes y de niños.

Es necesario crecer en nuestra vida espiritual y hacer un examen del tiempo que le dedicamos a la oración y hacer un compromiso para complacer a Nuestra Madre Santísima.

Cuenten con todo nuestro apoyo y oraciones para lograr esos objetivos.

Un abrazo y que el Señor les bendiga.

Luis Siman

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina