Entrevista del Padre Livio a Marija para comentar el Mensaje del 25 de Junio de 2017

Fuente: www.radiomaria.it

Traducción: a cargo del equipo de Amor de Déu

 P. Livio: Queridos oyentes de Radio María, les pido perdón por el retraso, pero es que hoy siendo el aniversario aquí en Medjugorje había tanta gente que ha sido difícil volver a casa. Ahora ya tenemos aquí a Marija al micrófono para transmitirnos el mensaje de la Reina de la Paz de hoy 25 de junio 2017.

¡Hola Marija!

Marija: ¡Hola Padre Livio! Saludos a todos los oyentes de Radio María. Hoy como cada 25 de mes, aunque hoy de modo especial por ser 25 de junio, exactamente 36 años después de la primera aparición, nos ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, hoy quiero agradeceros vuestra perseverancia e invitaros a abriros a la oración profunda. Hijos míos, la oración es el corazón de la fe y de la esperanza en la vida eterna. Por eso, orad con el corazón hasta que vuestro corazón cante con gratitud a Dios Creador que os ha dado la vida. Yo estoy con vosotros, hijos míos, y os traigo mi bendición maternal de paz. Gracias por haber respondido a mi llamada”.

P. Livio: Marija, hoy que era el 36 aniversario de las apariciones de la Reina de la Paz, habitualmente este día se celebra con muchos peregrinos aquí en Medjugorje, ¿cómo fue ayer y hoy?

Marija: Padre Livio, aquí estamos de fiesta y nos hemos preparado con la novena; hay que decir que gracias a Dios el número de peregrinos siempre aumenta y hoy en el altar había 191 sacerdotes que han concelebrado, más los sacerdotes que confesaban en los alrededores. Es el triunfo de la fiesta de la Virgen y de la presencia de los peregrinos, gracias a Dios, se siente como cada año esa gratitud hacia la Virgen. Nuestro párroco ha agradecido también al Santo Padre que nos haya mandado al arzobispo Hoser que con seriedad y gratitud ha dado testimonio viendo los frutos, hablando con todos, especialmente con los periodistas que estaban presentes; ha dicho que él estaba allí en nombre del Santo Padre que lo había enviado, concluyendo que él iba a llevar este mensajee al Santo Padre: el mensaje de que Medjugorje es el confesonario del mundo, de que Medjugorje es adoración, de que Medjugorje es Cristo-céntrico. Por esto el párroco, saludando a todos los peregrinos, ha dicho que quería agradecer de modo especial en nombre de toda la parroquia al Santo Padre que haya enviado a este hombre que llevará la noticia de la presencia de la Virgen entre nosotros durante estos 36 años y que el mensaje es tan actual y tan fuerte porque aquí la Virgen nos ha llevado a Jesús. Al principio cuando estábamos enamorados de Ella, nos dijo: “No debéis pegaros a mí, debe ser Jesús el centro de vuestra vida”.

P. Livio: Marija, la Virgen ha agradecido nuestra perseverancia, yo he pensado que quizás se refería sobre todo a la parroquia, a la gente de Medjugorje porque, efectivamente, durante 36 años ha perseverado, ha perseverado en la oración, ha perseverado en el testimonio al igual que los videntes; es decir, ha sido una larga travesía en el desierto como el pueblo de Israel. Después de tanto tiempo, el árbol de Medjugorje se vuelve cada vez más verde, más fructífero.

Marija: Es verdad. Pero para nosotros es también la perseverancia del amor de Dios al mandarnos a la Virgen porque muchas veces Ella dice: “Dios me ha permitido estar entre vosotros”. Este agradecimiento lo sentimos también hacia la Virgen ya que sin Ella, el mundo no cambiaría, porque aquí, en el mundo, hay ese pequeño rebaño que reza, que cree que el mundo está cambiando; con todas las ideologías y tempestades que hay hoy en el mundo; ideologías que nos están destruyendo. Hoy en la homilía, el sacerdote hablaba de todo lo que quiere destruir a la Iglesia. La Virgen está aquí viviendo y rezando con nosotros. Ella que ha sufrido, Ella que ha vivido el anuncio, Ella que sabe lo que significa el sufrimiento, Ella que con el Magníficat ha exultado, Ella que conoce la Iglesia de la alegría, pero también la que está bajo la Cruz; la Iglesia que, especialmente aquí en Medjugorje, es guiada por el Espíritu Santo su Esposo, que a través de la Virgen sigue infundiendo su soplo de vida. Gracias a la presencia de la Virgen aquí en Medjugorje, se está viviendo una renovación de la Iglesia.

P.Livio: De todas maneras Marija, la Virgen nos habla de la perseverancia y nos ha recordado que es la invitación que nos viene haciendo desde el principio cuando nos dice: “orad, orad, orad” a través de todos sus mensajes, porque hoy hay una crisis grande de fe, especialmente en Occidente donde se ha olvidado la oración..

Marija: Sí, la Virgen nos está acercando a la oración, pero no a cualquier oración, sino a la oración profunda. Antes podíamos rezar pero no era de la misma manera; Ella nos invita a ir a lo más profundo de nuestro corazón.

P. Livio: Efectivamente, la oración profunda es la oración con el corazón.

Marija: Sí, pero más que eso, Ella se refiere a la oración con fe profunda y con la esperanza puesta en la vida eterna.

P. Livio: Es decir, la oración que nos une íntimamente a Jesucristo.

Marija: Exactamente. La Virgen, tal como nos ha dicho esta tarde, nos está llamando a orar con el corazón, con fe y esperanza en la vida eterna.

P. Livio: Cierto. Es decir, la oración es una conquista cotidiana, no se hace de una vez por todas, sino que necesitamos renovarla día a día.

Marija: ¡Eso es! Debemos hacerlo con constancia renovadora. Es como al principio cuando la Virgen nos pedía los 7 Padrenuestros, Avemarías, Glorias y el Credo; después, la Virgen nos pidió más; nos pedía el Rosario con los misterios de Gozo, de Dolor y de Gloria. Y así poco a poco, nos ha ido pidiendo siempre más para que nuestra vida se transforme en oración.

P. Livio: Por lo tanto, de la oración se pasa al testimonio. Es decir, rezando nos unimos a Dios, a Su Amor; así pues cuando estamos con los demás, deberíamos darles Su Amor, el que Él nos da a nosotros en la oración.

Marija: Exactamente. También con alegría, porque la Virgen nos está llamando con la alegría en el gozo; con la alegría de ser cristianos, de ser bautizados, pero al mismo tiempo con el gozo de saber que no estamos solos, que Ella está con nosotros.

P. Livio: Esta expresión de “orad hasta que vuestro corazón cante con gratitud al Dios creador” quiere decir que nosotros no podemos quedarnos en la oración de petición, debemos hacer también la oración de gratitud y alabanza, de adoración por las maravillas de la Obra Divina: en la naturaleza, en la historia y también en nuestra vida.

Marija: Yo creo que la Virgen quiere que todos nos volvamos poetas, que recemos tanto que nuestra oración se vuelva canto de gratitud, de alegría, de testimonio. La Virgen quiere que no nos cansemos de ser cristianos, cristianos alegres llenos de gratitud, que nuestro corazón cante a Dios por todo lo que nos ha dado; también dándole gracias por tener a la Virgen entre nosotros, ya que Ella es nuestra guía, nuestra estrella en el camino. Y quien va con Ella no puede tener miedo porque nos lleva a Dios, a su Hijo; por tanto, Dios está con nosotros.

P. Livio: Sí, muchas veces nosotros tenemos miedo de muchas cosas y nos desanimamos. En cambio, deberíamos saber que si Dios está con nosotros, ganaremos todas las batallas.

Marija: Es verdad, porque la Virgen está con nosotros para decirnos que cada batalla con Dios está vencida. Ella nos dice que la vida es corta, pasajera y nos espera la eternidad. Si estamos convencidos de esto, no debemos tener miedo alguno.

P. Livio: Marija, otra pregunta. La Virgen ha dicho que nos quería agradecer nuestra perseverancia. ¿Te parece que Medjugorje, que ahora es una población de entre cuatro y cinco mil habitantes, cuando al principio eran solo unos mil, ha conservado aquella identidad que tenía al principio? ¿Sobre todo la forma de orar de aquella época cuando toda la explanada era una única oración? ¿Te parece que esta característica se ha mantenido?

Marija: Sí, se ha mantenido e incluso aumentado porque aquí en Medjugorje han nacido muchas vocaciones, lo ha dicho también el párroco esta tarde, de modo especial, que de aquí han salido muchas vocaciones sacerdotales, religiosas, de grupos de oración diseminados por todo el mundo. Es precisamente esto lo que ha hecho la Virgen; por ejemplo, la adoración que se hace aquí en Medjugorje la han imitado en muchos lugares del mundo. Ayer aquí se hizo la adoración durante toda la noche, con ello quiero decirte que aquí se reza y mucho, es el lugar donde se reza más del mundo. ¿Dónde has visto que se haga adoración durante toda la noche? Aquí hemos hecho la novena, en la que había siempre mucha gente que caminaba de día y de noche, subiendo y bajando las colinas rezando; de la colina del Krizevac con el dolor del Vía Crucis al gozo con María en la colina de las apariciones. Peregrinos croatas que durante días han estado caminando para llegar hoy aquí a dar gracias a la Virgen; estos jóvenes han hecho 150 kilómetros a pie para llegar esta mañana aquí; la primera misa se ha celebrado a las cinco de la madrugada y se han seguido celebrando durante todo el día en muchos idiomas.

P. Livio: Además pasan por Medjugorje al año entre cinco y seis mil sacerdotes, quienes se renuevan en la oración y llevan esa oración a sus parroquias.

Marija: Cierto. No sabría decirte cuántas vocaciones han nacido aquí, pero son muchas. Aquí ves una Iglesia joven, la Iglesia que el Espíritu Santo está llamando y ver esta Iglesia es algo muy bello; cuando ves tanta gente, tantos jóvenes cantando. También nosotros hemos dado muchos testimonios durante estos días. De hecho, tengo la voz muy fatigada, no sé si me escucháis bien, espero aguantar bien hasta la noche y después ya me repondré.

P. Livio: Marija, te escuchamos perfectamente. De hecho, se te aprecia una voz muy viva.

Marija: No, porque estos días, dormimos muy poco, se dice que aquí en Medjugorje bastan tres o cuatro horas de sueño porque hay muchas cosas bonitas que hacer, muchas para vivir.

P. Livio: He oído decir que Iván y tú durante toda esta novena estabais cada mañana muy temprano en la colina con los peregrinos rezando el rosario.

Marija: Sí, eso era junto con los peregrinos, después lo rezábamos solos, también tuvimos la aparición extraordinaria por la noche. Han sido días muy bellos, muy intensos. Todas las renuncias durante la novena, todas las pequeñas cosas que hemos ofrecido a la Virgen por la paz en el mundo; Ella nos escogió como sus instrumentos, no solamente a nosotros los videntes, sino también a toda la parroquia.

P. Livio: Sí, podemos decir que el fervor que se vivía al principio, continúa todavía.

Marija: Sí, sí, y con una alegría inmensa. He visto y me sorprende mucho ver alrededor de la iglesia la gratitud que se expresa por la presencia de María entre nosotros, porque Ella es nuestra guía, nuestra esperanza, nuestra alegría; Ella es el hilo conductor que nos lleva a Dios, al Paraíso.

P. Livio: Marija, nosotros que no hemos podido participar en este gran evento, aunque lo hemos hecho desde casa ¿cuál es el mensaje que tú nos puedes dar a nosotros?

Marija: La Virgen dice que perseveréis en la oración con fe, porque hoy en día no hay mucho de qué hablar y sí mucho que testimoniar con nuestro modo de vivir. Este año hemos oído que lo el diablo más ha intentado destruir ha sido Italia. Hay muchos menos italianos ahora en Medjugorje, debido a periodistas que han calumniado, han dicho cosas falsas contra nosotros. Por esto, os pido que no permitáis que Satanás os destruya, porque Medjugorje es la esperanza, Medjugorje es la alegría del encuentro con Dios, Medjugorje es la Virgen. Por eso, insisto en que no debemos abatirnos, debemos mantenernos en la perseverancia, en la oración de la que la Virgen nos habla, con la fe y con la esperanza en la vida eterna. Esto es lo que, para mí, es el mensaje. Y después, el corazón cantará con paz y alegría. Como siempre en estos días os he llevado en mi corazón y esta tarde hemos encomendado a todos los oyentes de Radio María a la Virgen, a todos los que sufren, a todos los que están enfermos y ofrecen sus sufrimientos a Jesús. A todos los que llevan la cruz, les pido que no desistan en la oración porque Dios está con ellos; que no dejen la fe cuando se encuentren en medio de las tribulaciones porque la Virgen nos sostiene.

P. Livio: Cierto Marija, pero el diablo opera en Italia porque tenemos Radio María.

Marija: El pueblo italiano es generoso, abierto y quiere destruir ese pueblo maravilloso que la Virgen ha llamado. A pesar de ello, yo creo que la Virgen sigue estando en lo profundo de sus corazones; el diablo sabe lo que se hace y por eso no debemos dejar que venza. Debemos ser fuertes como Juana de Arco, como la Virgen dice, debemos ser fuertes y seguir hacia adelante con fe y convicción.

P. Livio: Cierto, es verdad lo que tú dices porque tú eres croata, pero también eres italiana.

Marija: ¡Yo creo que no es casualidad que la Virgen me haya enviado a Italia!

P. Livio: ¡Seguramente! Bueno Marija, te agradezco muchísimo este testimonio tan bonito. Estamos muy contentos de esta gran fiesta que ha habido, también ayer con la marcha de la paz tan numerosa. Quedamos entonces en que debemos ser fuertes en la fe y perseverantes en la oración. Y ahora Marija, podemos concluir con nuestra oración.

 

Compartir: