18 de marzo de 2000

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, no busquen vanamente la paz y el bienestar en cosas y lugares equivocados. No dejen que sus corazones se endurezcan amando la vanidad. Invoquen el nombre de mi Hijo. Recíbanlo en el corazón. Solo en el Nombre de mi Hijo experimentarán el verdadero bienestar y la verdadera paz del corazón. Solamente así conocerán el amor de Dios y lo difundirán. Los invito a que se vuelvan mis apóstoles.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina