4 de diciembre de 1986

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy también los invito a preparar sus corazones para estos días en que el Señor desea purificaros particularmente de todos los pecados de su pasado. Ustedes, hijitos, no pueden hacerlo solos; por eso estoy aquí, para ayudarlos. Oren, queridos hijos, solo así podrán conocer todo el mal que hay en vosotros y ofrecerlo al Señor a fin de que Él pueda purificar totalmente sus corazones. Por eso, queridos hijos, oren sin cesar y preparen sus corazones. Por eso, queridos hijos, oren sin cesar y preparen sus corazones con la penitencia y el ayuno. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir: