25 de julio de 1989

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

"Queridos hijos, hoy los invito a que renueven sus corazones. Ábranse a Dios y entréguenle todas sus dificultades y cruces para que Él pueda transformarlo todo en alegría. Hijitos, si no oran no podrán abrirse a Dios. Por eso, de ahora en adelante, decídanse a consagrar una parte del día para encontrarse con Dios en el silencio. De esta manera, con Dios serán capaces de testimoniar mi presencia aquí. Hijitos míos, no deseo obligarlos, sino que den libremente su tiempo a Dios como hijos de Dios. Gracias por haber respondido a mi llamado"

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina