25 de septiembre de 1996

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

¡Queridos hijos! Hoy los invito a ofrecer sus cruces y sufrimientos por mis intenciones. Hijitos, soy su Madre y deseo ayudarles obteniendo para ustedes la gracia de Dios. Hijitos, ofrezcan sus sufrimientos como un regalo a Dios, a fin de que se conviertan en una hermosísima flor de alegría. Por eso, hijitos, oren para que sean capaces de entender que el sufrimiento puede convertirse en gozo y la cruz en camino de alegría. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina