25 de junio de 1996

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

¡Queridos hijos! Hoy les doy gracias por todos los sacrificios que me han ofrecido en estos días. Hijitos, los invito a abrirse a mí y a decidirse por la conversión. Sus corazones, hijitos, no están completamente abiertos a mí, por eso los invito de nuevo a abrirse a la oración, para que el Espíritu Santo los ayude a fin de que sus corazones se hagan de carne y no de piedra. Hijitos, gracias por haber respondido a mi llamada y por haberse decidido a caminar conmigo a la santidad.

VIDENTES
Compartir: