25 de febrero de 2004

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, también hoy, como nunca antes, los invito a abrir sus corazones a mis mensajes. Hijitos, sean de aquellos que atraen las almas hacia Dios y no de aquellos que las alejan. Estoy con ustedes y los amo con un amor particular. Este es un tiempo de penitencia y conversión. Desde el fondo del corazón los invito: sean míos con todo su corazón, y entonces verán que Dios es grande, porque les dará  abundancia de bendiciones y de paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina

Meditaciones del mensaje