25 de agosto de 1995

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

¡Queridos hijos! Hoy los invito a la oración. Que la oración sea la vida para ustedes. Una familia no puede decir que está en paz si no ora. Por eso, que su mañana comience con una oración matutina y la tarde termine con una acción de gracias. Hijitos, estoy con ustedes, los amo y los bendigo, y deseo que cada uno esté en mis brazos y no podrán estar en ellos si no están dispuestos a orar cada día. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir: