25 de abril de 1988

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

"Queridos hijos, Dios desea hacerlos santos, y por eso los invita a través de mí al abandono total. ¡Que la Santa Misa sea para ustedes la vida! Dense cuenta que la Iglesia es la Casa de Dios, el lugar donde los reúno y deseo mostrarles el camino que conduce a Dios. ¡Venid y orad! No estén mirando a los otros y criticándolos. Que sus vidas sean, en cambio, un testimonio en el camino de la santidad. Las iglesias son dignas de respeto y consagradas porque Dios -que se hizo hombre- vive en ellas día y noche. Por lo tanto, hijitos, crean y oren para que el Padre les acreciente la fe, y luego pidan lo que necesiten. Estoy con ustedes y me regocijo por sus conversiones. Les protejo con mi manto materno. Gracias por haber respondido a mi llamado"

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina