24 de abril de 1986

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy los invito a que oren. Ustedes, queridos hijos, olvidan que todos son importantes. Los ancianos de la familia son especialmente importantes. Úrjanlos a la oración. Que todos los jóvenes sean testimonio con sus propias vidas para los demás y sean testigos de Jesús. Les suplico, queridos hijos, que comiences a cambiar ustedes mismos por medio de la oración, y entonces sabrán lo que deben hacer. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina