20 de septiembre de 1985

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

Queridos hijos, hoy los invito a vivir con humildad todos los mensajes que les estoy dando. Queridos hijos, no caigan en soberbia por el hecho de vivir los mensajes. No vayan por ahí diciendo: "nosotros los vivimos". Si llevan los mensajes en el corazón y los viven, todos se darán cuenta y no habrá necesidad de palabras, que sólo sirven para los que no escuchan. Ustedes no tienen la necesidad de hablar. Ustedes, queridos hijos, sólo tienen que vivirlos y dar testimonios con sus vidas. Gracias por haber respondido a mi llamado.

VIDENTES
Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina