18 de marzo de 2014

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

“Queridos hijos, como Madre deseo ayudarlos, deseo ayudarlos con mi amor materno para que abran su corazón y en él pongan a mi Hijo en el primer lugar. Deseo que, a través de su amor a mi Hijo y por medio de su oración, resplandezca en ustedes la luz de Dios y los llene la misericordia de Dios. Deseo, de esta manera, ahuyentar las tinieblas y la sombra de muerte que desea envolverles y seducirles; deseo que sientan la alegría de la bendición de la promesa de Dios. Ustedes, hijos de los hombres, ustedes son hijos de Dios, ustedes son mis hijos. Por eso, hijitos, vayan por los caminos donde mi amor los conduce: los enseña la humildad, la sabiduría y los hace encontrar el camino hacia el Padre Celestial. Oren conmigo por aquellos que no me aceptan y no me siguen. Debido a la dureza de su corazón, no pueden sentir la alegría de la humildad, de la devoción, de la paz y del amor, la alegría de mi Hijo. Oren para que sus pastores, con sus manos benditas, les den siempre la alegría de la bendición de Dios. ¡Les doy las gracias!”

VIDENTES
Compartir: