Posted on

Mensaje del 25 de Agosto de 1997

Compartir:Compartir en FacebookCompartir en Google+Tweet en TwitterEnviar esta página por correoImprimir esta pagina
Queridos hijos, Dios me da este tiempo como un don para vosotros, para poder enseñaros y guiaros por el camino de la salvación. Ahora, hijos míos, no comprendéis esta gracia, pero llegará pronto el tiempo en el que añoraréis estos...

Más información